2º ESO (EpC)
  • CRITERIOS DE EVALUACIÓN.


1. Valorar la libertad y responsabilidad personales. Identificar y rechazar, a partir del análisis de hechos reales o figurados, situaciones de discriminación.
2. Participar en la vida del centro y del entorno y practicar el diálogo.
3. Rechazar la discriminación y toda violación de los Derechos Humanos. Utilizar diferentes fuentes de información y considerar las distintas posiciones y alternativas existentes en los debates que se planteen sobre problemas y situaciones de carácter local o global.
4. Identificar los principios básicos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y su evolución, distinguir situaciones de violación de los mismos.
5. Reconocer los principios democráticos y las instituciones fundamentales que establece la Constitución Española y los Estatutos de Autonomía y describir la organización, funciones y formas de elección de algunos órganos de gobierno municipales, autonómicos y estatales.
6. Identificar los principales servicios públicos que deben garantizar las administraciones, reconocer la contribución de los ciudadanos en su mantenimiento y mostrar, ante situaciones de la vida cotidiana, actitudes cívicas relativas al cuidado de la salud, el entorno, la seguridad vial, la protección civil y el consumo responsable.
7. Conocer y valorar el impacto de las nuevas tecnologías (derecho a la privacidad y respeto a la propiedad intelectual), la globalización, o algunos de los rasgos de nuestras sociedades actuales (pluralidad cultural, sociedad del conocimiento, etc.) en nuestra convivencia cívica.
8. Reconocer la existencia de conflictos y sus principales causas. Valorar la importancia del Derecho Internacional Humanitario para paliar las consecuencias de los conflictos.

  • CRITERIOS DE CALIFICACIÓN.

Como criterios de evaluación para 2º de E.S.O. proponemos lo siguiente:

Dada la especial naturaleza de la materia que nos ocupa, la asistencia habitual a clase, el buen funcionamiento del curso, el comportamiento adecuado, así como la participación, tendrán un peso específico y ciertamente relevante a la hora de permitir la promoción del discente.

También proponemos como criterio de evaluación:

- La capacidad de trabajo en grupo.

- Afán de superación e interés.

- Pruebas objetivas.

- Se tendrá en cuenta el uso correcto de las reglas ortográficas.

- Lectura de algún libro recomendado.

- Comentario y análisis correcto de textos de contenidos referidos a la materia.

- Utilización y reconocimiento de los conceptos tratados en cada una de las unidades.

Los instrumentos y procedimientos serán los siguientes:

- Cuaderno de clase y cuadernillo de actividades que acompaña al libro de texto donde quede recogido el trabajo del aula y de casa.

- Pruebas objetivas sobre los contenidos propuestos.

- Trabajos monográficos opcionales.

Todo el material que se entregue fuera de plazo o con mala presentación no será corregido y supondrá una calificación negativa.

En lo que se refiere a la prueba escrita, se tendrán en cuenta los siguientes criterios:

-Habrá al menos una prueba escrita por evaluación en la que se mida el grado en que el alumno alcanza los contenidos de la materia.

- En estas pruebas, las faltas de ortografía penalizan con – 0’10 hasta un máximo de 1 punto.

- No se realizarán exámenes de evaluación fuera del día y horario establecido.

-En el caso de que un alumno no asista a clase el día en el que haya programada una prueba escrita, ésta se realizará cuando entregue la justificación pertinente (justificante médico o llamada de los padres al centro justificando su no asistencia al examen)


- En caso de sorprender a un alumno copiando no se le corrige el examen y tiene, por tanto, la evaluación suspensa. Si reincide, automáticamente queda emplazado para el examen extraordinario de septiembre.


Faltas de asistencia. A las diez faltas sin justificar durante el curso, se pierde el derecho a la evaluación continua, debiendo realizar el alumno para superar la materia una prueba final distinta al resto de sus compañeros. Tres retrasos sin justificar se consideran una falta.

¿Cuándo evaluar? Hay que precisar que además de las pruebas escritas se evalúa a los alumnos en cada sesión (respecto a la participación, actitud en clase...).

La calificación final de la materia será el resultado de calcular la media aritmética de la calificación obtenida en las tres evaluaciones, siempre que estén todas aprobadas. Una evaluación está aprobada si el alumno obtiene el 50% de la calificación que se le aplica; normalmente hasta 10 puntos, por lo que el alumno debería obtener al menos 5 puntos. Esos 10 puntos como máximo que califica cada evaluación se desglosan en los siguientes porcentajes:

1) La parte referida a los contenidos (pruebas escritas) será el 60% de la puntuación total.

2) La parte referida a las actividades será un 30% de la puntuación total.

3) Así mismo, se tendrá en cuenta la actitud del alumno en clase con un 10% de la puntuación, este punto se podrá sumar o restar íntegramente o fraccionado según el comportamiento del alumno.

Sólo se aplicarán los porcentajes citados anteriormente si se cumplen dos condiciones: a) si el alumno obtiene en todas y cada de las pruebas escritas realizadas durante la evaluación al menos un 50% de la calificación de tales pruebas (normalmente 5 sobre 10 puntos); b) si el alumno realiza todas las actividades propuestas por el profesor. En cualquier caso, el abandono por parte del alumno de alguno de los contenidos supone la no aplicación de los porcentajes y, por tanto, el suspenso.

Con el fin de facilitar que el profesor controle si los alumnos realizan las actividades cuando las programa el profesor, se contempla la posibilidad de llevar un registro de control de actividades, que puede recoger si se realizan todas o no, o indicar por medio de marcas si alguna vez no se realizan. En el caso de que un alumno acumulara tres marcas de no realización de actividades, perdería el porcentaje de calificación que se aplica por actividades en una evaluación.

Recuperación:

Si el profesor lo considera oportuno y nunca con carácter obligatorio, podrá plantear una recuperación. En junio sí se programa una recuperación final de las tres evaluaciones para los alumnos que tengan una o varias suspensas.

La prueba extraordinaria de septiembre constará de una prueba escrita que se calificará hasta 10 puntos, de los que el alumno deberá obtener al menos 5 para superar la materia. Esta prueba supondrá el 80% de la calificación. Además, el alumno deberá entregar un cuaderno con actividades, que se especifican en la ficha de recuperación estival, y que supondrá el 20% restante. Para superar la materia, el alumno deberá obtener al menos un 50% de la calificación de la prueba escrita, y deberá entregar necesariamente las actividades.