EDUCACIÓN ÉTICO-CÍVICA (4º ESO)

  • CRITERIOS DE EVALUACIÓN.

1. Conocer los rasgos propios de la moralidad humana y los conceptos básicos de la estructura moral de los seres humanos.
2. Diferenciar los rasgos básicos que caracterizan la dimensión moral de las personas (las normas, la jerarquía de valores, las costumbres, etc.) y los principales problemas morales.
3. Identificar y expresar las principales teorías éticas.
4. Reconocer los Derechos Humanos como principal referencia ética de la conducta humana e identificar la evolución de los derechos cívicos, políticos, económicos, sociales y culturales.
5. Comprender y expresar el significado histórico y filosófico de la democracia como forma de convivencia social y política.
6. Reconocer los valores fundamentales de la democracia en la Constitución Española y la noción de sistema democrático como forma de organización política en España y en el mundo.
7. Analizar las causas que provocan los principales problemas sociales del mundo actual, utilizando de forma crítica la información que proporcionan los
medios de comunicación e identificar soluciones comprometidas con la defensa de formas de vida más justas.
8. Reconocer la existencia de conflictos y sus principales causas. Valorar el Derecho Internacional Humanitario.
9. Distinguir igualdad y diversidad y las causas y factores de discriminación. Conocer los principales hitos en la historia de los derechos de las mujeres. Rechazar cualquier discriminación o violencia hacia la mujer.
10. Justificar las propias posiciones utilizando sistemáticamente la argumentación y el diálogo y participar de forma democrática y cooperativa en las actividades del centro y del entorno.
11. Identificar problemas éticos de las tecnologías de la información y la comunicación y de nuestro modelo de desarrollo tecnológico.

  • CRITERIOS DE CALIFICACIÓN.

Dada la especial naturaleza de la materia que nos ocupa, la asistencia habitual a clase, el buen funcionamiento del curso, el comportamiento adecuado, así como la participación, tendrán un peso específico y ciertamente relevante a la hora de permitir la promoción del alumno.
  • También proponemos como criterio de evaluación:

- La capacidad de trabajo en grupo.
- Afán de superación e interés.
- Pruebas objetivas.
- Se tendrá en cuenta el uso correcto de las reglas ortográficas.
- Comentario y análisis correcto de textos de contenido ético.
- Utilización rigurosa de conceptos morales.

Los instrumentos y procedimientos son los siguientes:

- Cuaderno de clase donde quede recogido el trabajo del aula y de casa.
- Pruebas objetivas sobre los contenidos propuestos.
- Trabajos monográficos opcionales.
  • Todo el material que se entregue fuera de plazo o con mala presentación no será corregido y supondrá una calificación negativa.
  • En lo que se refiere a la prueba escrita, se tendrán en cuenta los siguientes criterios:

-Habrá al menos una prueba escrita por evaluación en la que se mida el grado en que el alumno alcanza los contenidos de la materia.
- En estas pruebas, las faltas de ortografía penalizan con – 0’25 hasta un máximo de 2 puntos.
- No se realizarán exámenes de evaluación fuera del día y horario establecido.
- En el caso de que un alumno no asista a clase el día en el que haya programada una prueba escrita, ésta se realizará cuando entregue la justificación pertinente (justificante médico o llamada de los padres al centro justificando su no asistencia al examen)

-En caso de sorprender a un alumno copiando no se le corrige el examen y tiene, por tanto, la evaluación suspensa. Si reincide, automáticamente queda emplazado para el examen extraordinario de septiembre.

  • Faltas de asistencia. A las diez faltas sin justificar durante el curso, se pierde el derecho a la evaluación continua, debiendo realizar el alumno para superar la materia una prueba final distinta al resto de sus compañeros.

¿Cuándo evaluar? Se realizarán tres evaluaciones a lo largo del curso. Hay que precisar que además de las pruebas escritas se evalúa a los alumnos en cada sesión (respecto a la participación, actitud en clase...).

La calificación final de la materia será el resultado de calcular la media aritmética de la calificación obtenida en las tres evaluaciones, siempre que estén todas aprobadas. Una evaluación está aprobada si el alumno obtiene el 50% de la calificación que se le aplica; normalmente hasta 10 puntos, por lo que el alumno debería obtener al menos 5 puntos. Esos 10 puntos como máximo que califica cada evaluación se desglosan en los siguientes porcentajes:

1) La parte referida a los contenidos (pruebas escritas) será el 80% de la puntuación total.
2) La parte referida a las actividades será un 20% de la puntuación total.

Sólo se aplicarán los porcentajes citados anteriormente si se cumplen dos condiciones: a) si el alumno obtiene en todas y cada de las pruebas escritas realizadas durante la evaluación al menos un 50% de la calificación de tales pruebas (normalmente 5 sobre 10 puntos); b) si el alumno realiza todas las actividades propuestas por el profesor. En cualquier caso, el abandono por parte del alumno de alguno de los contenidos supone la no aplicación de los porcentajes y, por tanto, el suspenso.

Recuperación:

Si el profesor lo considera oportuno y nunca con carácter obligatorio, podrá plantear una recuperación. En junio sí se programa una recuperación final de las tres evaluaciones para los alumnos que tengan una o varias suspensas.

La prueba extraordinaria de septiembre constará de una prueba escrita que se calificará hasta 10 puntos, de los que el alumno deberá obtener al menos 5 para recuperar la materia. Esta prueba supondrá el 80% de la calificación. Además, el alumno deberá entregar un cuaderno con actividades, que se especifican en la ficha de recuperación estival, y que supondrá el 20% restante. Para recuperar la materia, el alumno deberá obtener al menos un 50% de la calificación de la prueba escrita, y deberá entregar necesariamente las actividades.